domingo, 17 de julio de 2016

"EL SER RUBIA NO DICE NADA".





"EL COLOR DEL PELO NO IMPORTA".

.- Siendo morena de bote;
blanqueaban mis raíces,
con tantos líos y cortes...
Las rubias no es como dicen.

Somos como las perdices;
picoteamos el grano,
la gente no se desdicen...
Que las rubias nunca amamos.

Nosotras nos alegramos;
de ser tontas y traviesas,
en un kilo hay mil gramos...
¡Pronto hacemos la limpieza!.

Tenemos cuerpo y cabeza;
como ven somos hermosas,
hay morenas con tristeza...
Las hay tontas y orgullosas.

Nos cuentan cosas graciosas;
las rubias van a la cama,
son fáciles y preciosas...
Y a la vez; tienen más ganas.

Como mujer no me ganan;
de oficio soy camarera,
en el catre y en la cama...
¡Yo soy mujer de bandera!

Yo les amo a mi manera;
cierro la luz y la ventana,
podrida veo la madera...
Lo tapo con su almohada.

Quedo en su pecho montada;
noto su armamento duro,
en su vientre; hay bajada...
Al final él tiene apuros.

El dormitorio está oscuro;
siento sus manos en mis pechos,
noto las formas de un mulo...
Que me entra bien derecho.

Explicarles estos hechos;
me causa vergüenza ajena,
mi mirada va hacia el techo...
Mis suspiros no exageran.

Puede ser la primavera;
el volumen y su grandeza,
cuando la sangre se altera...
¡De zorra!; paso a princesa.

Hay gustos en las francesas;
por quedarse de rodillas.
¿Son religiosas condesas?...
¡Son viciosas las chiquillas!.

"Guti"."El romancero".
Publicar un comentario