domingo, 28 de agosto de 2016

"¿EN CADA PUERTO UNA MUJER?".




"SABIA QUE NO ME MENTÍA".

.- Se me fue mi marinero;
me robó mi corazón,
sin fortuna y sin dinero...
Me quedé; él fue el ladrón.

El gran mar; su vocación.
Las mujeres y el romance,
esa fue mi perdición...
¡Él no era un hombre estable!.

Como varón; muy notable;
En las noches lujuriosas,
con sus maneras loables...
¡Buenos plantes y juiciosas!.

Mis noches color de rosas;
rosas rojas de pasión,
prestándome amorosa...
Me quemaba su traición.

Sonreí con mi ilusión;
presintiendo que era mio,
y olvidé su vocación...
¡Lo amaba tanto Dios mio!.

Al final sólo fue un lío;
de arrebatos de pasión,
donde perdí mi sentíos...
Causándome un vil dolor.

Cuando su barco partió;
hacia un puerto sin destino,
besos y abrazos me dio...
Medio borracho de vino.

Su capitán me previno;
el marinero era un loco,
viviendo historias sin tino...
Momentos sereno; pocos.

Soy mujer; no me equivoco.
Voy a la playa descalza,
algo barrunta mi coco...
En mis esperanza descansa.

Las visitas al mar; me cansan.
Fue un domingo en la mañana,
donde las horas no avanzan...
¡Lo vi desde mi ventana!.

¡Reconté treinta semanas!;
me hizo un vestido a besos,
me dijo que aún me ama...
¡Me dijo que quedó preso!.

Acariciando mis pechos;
me daba besos en mi boca,
él tenia sus derechos...
Y mis ansias se desbocan.

"Guti"."El romancero".
Publicar un comentario