martes, 11 de abril de 2017

"LA MUJER TIENE QUE SER ATENDIDA".

 No hay texto alternativo automático disponible.

"LA SORPRESA FUE PARA MI".

.- Aquel día me di fiesta.
Quería darle una sorpresa.
La cogería en su siesta...
¡A mi mujer!; mi princesa.

Tantos viajes me estresa.
Pensando me dio hasta pena.
Sobre cuando ella me besa...
Mi hermosa y linda morena.

La invitaría a buena cena.
Muy cauto abrí la puerta.
Ella estaría traspuesta..
Era su triste condena.

La sangre corría en mis venas.
El ascensor era un trasto.
Averías en cadena...
Las escaleras en contacto.

Oí gemidos en mi cuarto.
Avancé muy cauteloso.
Abrí la puerta con tacto...
Vi aquel cuadro asombroso.

Desnudo su cuerpo hermoso.
Y un joven la estaba amando.
Y mis piernas iban temblando...
¡Sentí un nudo angustioso!.

Aquel cuadro era horroroso.
No lo achico ni lo agrando.
Aquel cuerpo tan precioso...
Con gemidos le iba hablando.

Me los quedé contemplando.
Más no tuve iniciativa.
Mi garganta sin saliva...
Los dos se estaban besando.

Mis nervios se iban tensando.
Cerré la puerta nervioso.
Los músculos se iban templando...
Yo soy un hombre orgulloso.

Viví seis años gloriosos.
Mi mujer no era viciosa.
Tampoco era codiciosa...
Siendo yo el más goloso.

En la cama no fui soso.
Ella nunca suplicaba.
Hice actos perniciosos...
Con esto mi amor se acaba

Vi como se acariciaban.
Quedé tonto y tan perplejo.
Vi como el joven pellejo...
Le montaba y le gritaba.

La vi muy apasionada.
Gemía como una loba.
Nunca le he negado nada...
¡Al revés le he dado coba!.

Desde que fue nuestra boda.
La he querido y la he honrado.
La he mimado y la he amado...
¡Ella siempre iba a la moda!.

"Guti"."El Romancero".
Publicar un comentario