domingo, 16 de julio de 2017

"MIS CARNES PEDIAN GUERRA".

 La imagen puede contener: 1 persona, de pie

"UNA NOCHE LARGA Y LUJURIOSA".

.- Hay que correr muchas tierras.
Y conocer a las gentes.
Que hay mujeres inocentes...
Y otras muchas las entierran

En mi pueblo está la Sierra.
Los chismes están presentes.
En los bares cuando cierran...
Cuentan historias recientes.

Hay casos que son urgentes.
Hay mocitas si me apuran.
Que son lindas y potentes...
Son muchas con cara dura.

La vida y sus aventuras.
Es lo que a veces forjamos.
Vivimos en lo que amamos...
Como la buena ventura.

Entre amantes y sus locuras.
No hay razón ni hay fronteras.
Con el miedo entra la duda...
Pongo el mundo por montera.

Soy mujer bella y morena.
En el amor exquisita.
Con mis razones y mis penas...
Con la locura se quitan.

Cuando acudí aquella cita.
Aquel caballero hermoso.
Algo arisco y muy gracioso...
Pero con muy buena pinta.

Las mujeres se desquitan.
Con caballeros decentes.
Otros muchos se despistan...
Otros son más indecentes?.

Sueños sólos con mi mente.
¿Era un capricho de amor?.
Lo vi guapo e inteligente...
¡Y le entregue el corazón!

Desenfreno en la pasión.
Era un viernes en la semana.
No hubo equivocación...
Allí habían muchas fulanas

Entramos en la posada.
Él pidió la habitación.
Temblaba mi corazón...
Temía ser mal amada.

Al poco rato; calmada.
Crecía en mi un gran gozo.
Me vio como una sultana...
Vi sus ojos; eran golosos.

Era guapo y bello el mozo.
Me desnudé del vestido.
Ansioso y muy divertido...
Contempló mi cuerpo hermoso.

Aquel sitio era precioso.
Era fuerte aquel chiquillo.
Alto fuerte y vanidoso...
Linda cara y blancos piños.

Me quito el lindo corpiño.
Mis pechos firmes y duros.
Con vergüenza y con apuros...
¡Ante un hombre!: ¿O era un niño?.

Cerró puertas con pestillos.
Yo nunca lo había vivido.
Me abrazó con mas cariño...
Se lo había permitido.

No me acorde del marido.
Me trató como una dama.
Me llevó hasta la cama...
¡Bondadoso aquel bandido!.

Mi marido había partido.
Hacia un destino lejano.
¡Era ruin!: Un mal parido...
Miserable y un marrano.

Mi amante cogió mis manos.
Y las llevó a su cintura.
Las mujeres cuando amamos...
Somos pasión y dulzura.

Nos envolvió la locura.
Besando mis tiernos pechos.
Me entregué a sus derechos...
La noté grande y muy dura.

¡Dios mio cuanta fortuna!.
Yo soy mujer generosa.
Soy nacida en buena cuna...
Y en la cama peligrosa.

"Guti"."El Romancero".
Publicar un comentario