domingo, 5 de diciembre de 2010

"DEJÉ LAS DROGAS Y EL VINO".

http://administracionpublica.files.wordpress.com/2008/07/desnudo-femeninogustavo-montoya-oleo-sobre-tela50-x-63-cms-anos-40s.jpg

"VOLVIENDO A LA REALIDAD".

Es la más bella princesa;
de este lugar tan distante,
aunque parece francesa...
Es hermosa y excitante.

Viendo sus ojos azules;
como el color de la mar,
¿si no fueran tan gandules...
En sus hechos y su mirar.

Su elegancia y sus andares;
fastidian a más de uno,
bailando por soleares...
Mientras yo me fumo un puro.

Tan corto fue mi placer;
y tan largo mis pesares,
lleva el vestido al revés...
¡¡Y por Dios vaya andares.

Su voz me causa dolores;
es gritona y chilla mucho,
de verla me entran sudores...
También le ladran los chuchos.

En un llorar se convierte;
en una pena constante,
mi niña no se pervierte...
Y para mi es importante.

Cuando calla y está quieta;
es un bombón fabuloso,
y eso es lo que más me inquieta...
Que tiene un cuerpo precioso.

Tiene un cuerpo de sirena;
su cuerpo huele a azahar,
cuando se encuentra serena...
Me dan ganas de abrazar.

Que lo uno es más injusto;
lo otro hay que aguantar,
si me da muchos disgustos...
Yo los tengo que amparar.

Harto estoy de protegerla;
callando todas las faltas,
esta gachí a mi me entierra...
Con sus vestidos y faldas.

Dulce como la miel pura;
hermosa linda y preciosa,
en el cachondeo es muy dura...
Más en carácter es dudosa.

Oigo voces por mi casa;
viendo como baila y canta,
de animal viene su casta...
Me mira besa y me encanta.

¡¡Deja de llorar simplona;
tus ojos de azul y plata,
los más bellos de Pamplona...
¡¡Jonia no me des la lata.

Me enfurecía tal hecho;
verla triste y tan llorosa,
que a eso no tenia derecho...
Con esa cara preciosa.

En mi lecho rezumaba;
palabra y hechos concretos,
las dudas que resaltaba...
Con silencios y secretos.

Con mis caricias la acallo;
le avivo el seso y despierta,
contemplándola me hallo...
Mientras se duerme la siesta.

Igual prevengo con suerte;
estoy lelo y resumiendo,
tan presto con mala muerte...
Mi intelecto entendimiento.

Tenia sólo veinte años;
una gran flor perfumada,
yo lo llevaba sin daños...
Pero el verla mareaba.

Si bien vemos lo presente;
hay que mirar lo pasado,
lo aclara un remitente...
Que terminó encarcelado.

Hubo una bulla en mi casa;
y aquí no se engaña nadie,
gentuza de pura casta...
Por una cuestión de baile.

Desde entonces se acabó;
tantos bailes y tantos gritos,
de igual manera alcanzó...
Aquellos extraños ritos.

Nuestras vidas son dos ríos;
los dos dirección al mar,
aunque tenga escalofríos...
¡¡Me cago en la mar salá.

Ella se marchó a su pueblo;
dejándome consumido,
como revuelos de cuervos...
La siguieron muy unidos.

Se ha acabado esta historia;
ya no hay más gritos ni bailes,
vivo sólo y en la gloria...
Con espacios y buen aire.

"Guti".
Publicar un comentario