sábado, 15 de octubre de 2016

"NO QUISO DESOÍR LA LLAMADA".

E

"TUBO UNA LLAMADA DIVINA".

.- Me encuentro contemplativo;
viendo las olas me encanta,
para mi son días festivos...
Soy moreno y buena planta.

La mar con su espuma blanca;
como adorno de su frente,
su inteligencia se escampa...
Lo he pensado fríamente.

Esta historia es diferente;
a nada se le compara,
me ocurrió algo reciente...
Es mi tiempo que se para.

Yo tuve una historia rara;
al comienzo de este escrito,

mi amada con buena cara...
Me dejó por Jesucristo.

Como ven lo dejo escrito;
son anécdotas en el viento,
yo no se si estás bien visto...
Pero no estoy muy contento.

Se me asiló en un Convento;
como monja de clausura,
su cuerpo; un monumento...
Y mi vida fue muy dura.

Se enamoró de la Luna;
y también de las estrellas,
olivares de aceitunas...
Como un genio en la botella.

Bella y hermosa era ella;
linda y plena de hermosura,
Sin denuncias ni querella...
Dejando mi boca muda.

Es la brisa que murmura;
esta historia en mi prisión,
la vida es ya muy dura...
Llevo herido el corazón.

Las torres de su mansión;
sin que haya solución...
perdida toda razón...

Buscando su salvación.

Honrada sin ambición;
esta mujer que me adora, 
me ha curado el corazón...
¡Me jura que no abandona!.

Me quiere como persona;
pero ama a Jesucristo.
Ríe tontea y me llora...
¡He roto su hermoso escrito!.

"Guti"."El romancero".
Publicar un comentario