martes, 6 de noviembre de 2012

"MI AMOR SE ENCONTRABA CERCA".


http://images.dailystar-uk.co.uk/dynamic/users/351x606/8/8950_9.jpg

"ME ENAMORÉ DE MI CUÑADA".

Era un buen día y precioso;
era un día de primavera,
apareció un sol hermoso...
En el pueblo "La Ribera".

Un pueblo casi vacío;

trescientos sus habitantes,
se encontraba muy herido...
Se habían marchado bastantes.

Es verdad pues reprimamos;

fiereza sin condición,
es mejor que nos unamos...
La furia sólo es rencor.

Por si alguna vez soñamos;

y los sueño realidades,
por ser bribón nos quejamos...
Y no hacer barbaridades.

En pueblo tan singular;

sin trabajo y pocas tierras,
que el vivir sólo es soñar...
Al que se muere lo entierran.

La experiencia es esperar;

me lo dicen los ancianos,
es muy triste el despertar...
Con la mujer de mi hermano.

No altero a vuesas mercedes;

les juro que estoy unido,
con cochinada merece,
Lo que dirán mis vecinos.

Que el hombre que sueña vive;

lo que ocurra al despertar,
la realidad la percibe...
Y eso da tranquilidad.

Disponiendo y gobernando;

este aplauso que recibo,
no me encuentro jorobando...
Pero a medias también vivo.

Mi hermano marchó muy lejos;

enamorado perdido,
dio los pasos del cangrejo...
De una mujer muy rendido.

Si el amor es sólo fuego;

en cenizas se convierte,
siendo el amor sólo un juego
Tal vez hasta usted lo intente.

Mi cuñada una belleza;

hermosa como ninguna,
pero vivió con tristeza...
Se quedó como la una.

No pudieron tener niños;

mi hermano le echó las culpas,
perdiendo todo el cariño...
María le pedía disculpas.

A mi hermano disgustaba;

una mujer incompleta,
todo el tiempo acaparaba...
Pero María era recta.

No quise entrar en conflictos;

era mi hermano y cuñada,
por eso me ande muy listo...
Aunque mi amistad dañada.

Viendo que hay que dispensar;

en el soñar con la muerte,
nos quedará por ahorrar...
Para ser aún más decente.

Sueña el pobre en su riqueza;

que más cuidados le ofrece,
sus miserias y su pobreza...
Sueña el rico que padece.

Sueña el que a robar comienza;

duerme el que afana y corrompe,
el que es honrado no empieza...
Porque seria un mal golpe.

Yo que soñaba en María;

era mujer de mi hermano,
miraba y me distraía...
Muchas veces he bailado.

sueño al que agravia y ofende;

y en mi mundo es condición,
si el sueño no me reprende...
Lo sueño con conclusión.

Se animaron los trajines;

el papeleo y abogados,
yo sólo dije ¡¡cojines!!...
Ya me encuentro cabreado.

Insistí una y mil veces;

con mi hermano y con María,
mi hermano seguía en sus treces...
Callarme mejor seria.

Mi hermano hizo sus maletas;

y abandonó el domicilio,
creí que todas mis tretas...
Un fracaso de homicidio.

María me contemplaba;

no lloraba, tan tranquila,
sus ojos no me engañaban...
Le preparé buena tila.

Todos sueñan lo que son;

aunque ninguno lo entienda
aquel sueño me alegró...
Soy muy malo y sin enmienda.

Los dos eramos vecinos;

juntas estaban las dos casas,
siendo hermano y no mi primo...
Y María con buena casta.

Yo sueño que sigo aquí;

en esta prisión cargado,
no quise y pude huir...
Pero quedé aletargado.

Y viviendo en otro estado;

más extranjero me vi,
aquello era un condado...
Muy honrado y muy servil.

Es la vida un frenesí;

siendo mala la ilusión,
por eso nunca entendí...
Si era sombra o una ficción.

Y el mayor es bien pequeño;

y mi sueño era Maria,
que la vida es sólo un sueño...

Porque yo ya la queria.

Era su pelo trigueño;

con cara que enamoraba,
y se quedó sin un dueño...
Sabiendo, la deseaba.

 

Yo soñaba con su cuerpo;
con sus caricias y besos,
al aparentar ser un cuervo...
Con conciencia y con su peso.

Una noche de tormenta;

todo quedó muy confuso,
la luz se fue por su cuenta...
Y yo reí por iluso.

Oí golpes en mi puerta;

la abrí portando una vela,
María muy descompuesta...
Miedosa casi sin tela.

Raimúndo que tengo miedo;

y oigo ruidos muy extraños,
y estoy casi como el hielo...
Y los truenos me hacen daño.

Pasa María y descansa;

encendí la chimenea,
he metido buena tranca...
De madera de Guinea.

Y María con una bata;

y un chal que lo sostenía,
abierta como una tarta...
Así mismo la quería.

Sonó un trueno terrible;

la joven se le abrazó,
llorosa y muy sensible...
Raimúndo si la besó.

Ya habían pasado dos años;

que su hermano se marchó,
pensó que no hacia daño...
Y otro beso recibió.

En el suelo reposaban;

en silencio y muy unidos,
el fuego que respiraba...
Sin el frío, ni su ruido.

Había culminado el sueño;

un sueño y una pasión,
María ya tenia otro dueño...
Y pensó que era el mejor.

Raimúndo volvió a la carga;

besando todo su cuerpo,
María le aconsejaba:
¡¡No picotees como un cuervo.

Fue una noche memorable;

Raimúndo que era consciente,
María no era desechable...
¡¡Estaba rica e inocente.

Un cuerpo muy bello y sano;

unos pechos exuberantes,
donde nacían los "enanos"...
¡¡Con eso digo bastante...

Al cabo de un cierto tiempo;

vino al Mundo otra María,
muy sana y sin contratiempos...
¿Con dos mujeres que haría?.

Con recuerdos de mi hermano;

María llora y reía,
es fallo del ser humano...
Pero ya no lo quería.

"Guti".



Hot brunette debut - Kirstie
Publicar un comentario