domingo, 27 de noviembre de 2016

"ENTRE MUJERES BUENAS Y FURIOSAS".

 

"ME ENVENENABA POCO A POCO".

.- Damas de la aristocracia;
mujeres impías y duras,
serenas en su abundancia...
Parapetadas a oscuras.

Las catástrofes no duran;
y mi España no se hunde,
la historia que lo secunde...

Hay datos que han generado;
sinsabores y locuras,
aquellas que han lastimado...
Siendo necias son perjuras.

Muy venenoso es sin duda;
hablar mal de la mujer,
estas no han de merecer...
¡Las palizas y quemaduras!.

Muy pocas quedaron mudas;
los varones han sentenciado,
han visto escenas crudas...
¡Y eso no lo han tolerado!.

Yo que estaba enamorado;
y rendido a sus encantos,
por su hechura y bello canto...
Con ella vivo encantado.

Hay pocas que han amado;
y han denunciado con dudas,
son asesinos armados...
Contra ángeles tan puras.

Desde el sur de Extremadura;
hasta el punto de Toledo,
Cataluña de modelo...
Donde sus heridas curan.

Hay ciudades muy oscuras;
en los pueblos de Navarra,
con sus leyendas tan duras...
De los cómplices etarras.

Es el odio que desbarran;
los miserables vecinos,
con su desprecio se agarran...
¡Borrachos y hartos de vino!.

Me pasé con poco tino;
vi en sus pueblos maltratos,
esta historia la convino...
En Navarra hacen teatro.

Hoy por hoy; hago el retrato.
De unas mujeres furiosas,
navarriscas muy curiosas...
Que pasan sus buenos ratos.

La policía paga el pato;
y azusan a sus maridos,
según me llegan los datos...
Guardias civiles heridos.

"Guti"."El romancero".
Publicar un comentario