martes, 5 de julio de 2016

"LAS APARIENCIAS ENGAÑAN".




"PENSÓ QUE LE PUSE LOS CUERNOS".

.- Me invitó a ver su casa;
todo era lujo y buen gusto,
me acercaba a la esperanza...
Sonreía y me dio un susto.

El calor era un sustituto;
me quité falda y corpiño,
pensé que tendría un disgusto...
Su mirada era de un niño.

Me admiraba con cariño;
sus ojos color marrón,
cambiaban al amarillo...
Nunca supe la razón.

Fueron años de pasión;
cambió mucho mis andrajos,
un día en cierta ocasión...
Le comenté; ¿hay atajos?.

¿Si los hubo?; hubo trabajo.
Le pedí un bello embarazo,
graznando igual que un grajo...
Me dijo si; en un abrazo.

 Él me dejó hecho pedazos;
me entregué; fue mi deber.
Llevaba hambre y atrasos...
Son las cosas del querer.

¡Por fin parí aquel bebe!;
con ojos color de cielo,
no lo quería creer...
Vi en sus ojos algo de celos.

Vi su enfado por sus fueros;
desde ahí cambió su trato,
mi tristeza por los suelos...
A punto; acabó el contrato.

Era su vivo retrato;
menos el color de ojos,
lo vi entrar en mi cuarto...
Me miraba con sonrojo.

Mis nervios en un manojo;
habían pasado seis meses,
sentía angustia y antojos...
¡Era un burro!; y lo merece.

Hoy es octubre; día trece.
Lo vi serio y sin orgullo.
.- Mi amor cada día crece...
¡Soy un mierda; un suruyo!.

.-¡Yo sabia que era tuyo!;
es de tu sangre mi amor,
la sangre de tu capullo...
Y tu hermoso corazón.

Aprovechó la ocasión;
y me dio un fuerte abrazo,
lleno de amor y pasión...
¡Desnudo y casi descalzo!.

"Guti"."El romancero".
Publicar un comentario